ActualidadNoticiasPortadaSeguridad

Juan Zapata dice que no tuvo comunicación con la Embajada de EE.UU.

El ministro del Interior, Juan Zapata, señaló este viernes 14 de abril que están investigando cuál fue la fuente que reveló información a la Embajada de Estados Unidos en Ecuador, organismo que este jueves emitió una advertencia por posibles atentados con bombas en Guayaquil.

“Estamos investigando quién es la fuente que reveló esta información a la Embajada. Ningún oficial ha revelado información. Conmigo no se han comunicado, lo más acertado hubiera sido que nos llamen”, dijo este viernes el ministro en entrevista en Teleamazonas.

El funcionario lamentó que el comunicado difundido por la misión diplomática en su página web haya conmocionado a la ciudadanía.

Sin embargo, esas declaraciones se contradicen con lo que dijo Alain Luna, director de investigaciones de la Policía, en entrevista para Contacto Directo, quien confirmó que recibieron la alerta de la Embajada de “un país amigo” y como respuesta se desplazó a personal policial operativo, investigativo y de inteligencia.

Tras la advertencia divulgada, este viernes hubo al menos tres explosiones en Guayaquil que no dejaron heridos o fallecidos ni daños mayores.

¿Por qué los grupos delictivos activan amenazas de bomba?

Luna explica que las alertas de bomba tienen un propósito claro: desorientar la actividad operativa en un determinado lugar y desplazar a servidores policiales. Aunque también se activan con el fin de provocar terror en la ciudadanía.

Esa última intención ha hecho que la Policía cambie la orientación de sus actividades en dos vías: priorizando una estrategia antiterrorista y dándole mayor fortaleza a los ejes investigativos y de inteligencia.

La policía busca atrapar no solo a los cabecillas de las bandas delincuenciales, sino también a quienes tienen más poder y les “apadrinan” en lo económico, político y comunicacional.

Esas acciones contra el crimen organizado contrastan con la falta de financiamiento para el equipamiento del personal policial. Luna reconoce que hay deficiencias, pero enfatiza: “la guerra no se va a perder, la policía está actuando”.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *