ActualidadMundoNoticiasPortadaSalud

Cómo mantener fresca la carne de pollo y res, estos son los factores de los que dependerá

La seguridad alimentaria es fundamental para la salud y prevenir enfermedades. Una de las preguntas más comunes entre los consumidores es cuánto tiempo se puede conservar el pollo y la carne en la heladera antes de que se eche a perder. La respuesta depende de varios factores, como la temperatura del refrigerador y la forma en que se almacenan los productos.

A continuación, te presentamos una guía basada en las recomendaciones de expertos en seguridad alimentaria para conservar el pollo y la carne en la heladera de manera segura:

Pollo:
Crudo: El pollo crudo debe conservarse en el refrigerador a una temperatura de 4°C (40°F) o menos por un máximo de 1 a 2 días. Es crucial almacenarlo en un recipiente hermético para evitar que sus jugos contaminen otros alimentos y para mantener su frescura.

Cocido: El pollo cocido tiene una vida útil un poco más larga, durando 3 a 4 días en la refrigeradora. Se recomienda guardarlo en recipientes herméticos o envolverlo bien con papel aluminio o plástico para asegurar su calidad.

Carne de res:
Cruda: Los cortes de carne de res cruda, como filetes y asados, pueden mantenerse en el refrigerador a 4°C (40°F) durante 3 a 5 días si se almacenan adecuadamente. Al igual que con el pollo, es importante guardar la carne de res en recipientes herméticos o envolverla bien para evitar la contaminación cruzada y mantener su frescura.

Cocida: La carne de res cocida se puede conservar en la heladera durante 3 a 4 días. Para maximizar su vida útil, es importante guardarla en recipientes herméticos o envolverla bien.

Carne de cerdo:
Cruda: La carne de cerdo cruda tiene una duración en la heladera similar a la carne de res, durando 3 a 5 días a 4°C (40°F).

Cocida: Al igual que otros tipos de carne cocida, la carne de cerdo cocida se puede conservar en la heladera por 3 a 4 días. Se recomienda almacenarla en recipientes herméticos o envolverla bien para mantener su calidad.

Consejos para un almacenamiento seguro:
Temperatura: Mantén el refrigerador a una temperatura constante de 4°C (40°F) o menos para inhibir el crecimiento de bacterias peligrosas.

Contenedores herméticos: Utiliza recipientes herméticos o envuelve bien las carnes para prevenir la contaminación cruzada y conservar su frescura.
Etiquetado: Etiqueta los envases con la fecha de almacenamiento para asegurarte de consumir las carnes dentro de su vida útil segura.

Congelación como alternativa:
Si no puedes consumir la carne dentro de los plazos recomendados, la congelación es una excelente opción para extender su vida útil. El pollo crudo puede conservarse en el congelador hasta por 9 meses, mientras que la carne de res cruda puede durar de 6 a 12 meses dependiendo del corte.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *