ActualidadEcuadorNoticiasPortadaSeguridad

Hombre asesinó a martillazos a su cuñada en Cuenca y fue sentenciado por homicidio

Fiscalía presentará el recurso de apelación a la sentencia emitida por un Tribunal de Garantías Penales de Azuay, que declaró culpable a Luis Rafael I., sentenciándolo a una pena privativa de la libertad de diez años por el homicidio de su cuñada, Priscila C., de 32 años.

El fiscal de Personas y Garantías No. 1 de Cuenca, en la audiencia de juicio –que culminó el jueves 18 de mayo– presentó suficientes pruebas y demostró que el procesado adecuó su conducta en el delito de asesinato. Este tiene una pena de 22 a 26 años de privación de libertad. Además, se evidenció la existencia de circunstancias agravantes de la infracción.

Fiscalía informó al Tribunal que el 29 de mayo de 2022, Luis Rafael I. viajó desde el cantón Santa Isabel hasta el domicilio donde residía su cuñada, situado en el sector Quinta Chica de Cuenca. Entre sus pertenencias llevó un martillo, pues había planificado utilizarlo para causar la muerte de la mujer.

Pasó la noche en este inmueble y al día siguiente esperó que los hijos de su cuñada acudieran a su centro educativo. Luego la atacó y golpeó con el martillo en la cabeza, mientras ella se encontraba en su habitación.

Acto seguido limpió la escena del crimen, trasladó el cuerpo hasta el tercer piso del inmueble, lo lavó y envolvió en unas cobijas.

Trasladó el cadáver en un vehículo

El hombre mantuvo escondido el cadáver en su habitación, mientras llamó a un compañero de la universidad –con quien estudiaba veterinaria– para pedirle que le haga una carrera.

Luis Rafael I. le dijo a su amigo que necesitaba llevar siete perros que había cercenado para obtener los esqueletos, los mismos que estaban envueltos en unas cobijas. Sin saber que se trataba de un cadáver, el conductor ayudó a Luis Rafael I. a bajarlo del piso de la vivienda hasta la cajuela del vehículo.

La hija de la víctima regresó antes de lo previsto del colegio y observó estos hechos. No imaginó que entre las cobijas estaba escondido el cadáver de su madre. Desde la vivienda se dirigieron hasta la universidad y luego hasta el sector Molinopamba, donde el ahora sentenciado lanzó el cuerpo.

Los familiares de Priscila C. denunciaron su desaparición. Como parte de las diligencias investigativas, el 2 de junio de 2022 Fiscalía tomó la versión del amigo, quien relató los hechos. Fiscalía y Policía acudieron al sitio y encontraron el cadáver.

Entre las pruebas presentadas por Fiscalía en la audiencia de juicio estuvieron el testimonio anticipado del amigo del sentenciado, los testimonios de familiares de la víctima, de los policías que investigaron el caso, de los peritos que realizaron la autopsia médico legal.

También, la pericia de audio y video y reconocimiento del lugar de los hechos y de evidencias.

Además, durante la diligencia rindió el testimonio la perita que realizó la prueba de ADN, con la cual se demostró que en el martillo (encontrado en la vivienda de los padres del sentenciado) se halló el perfil genético de la víctima y de Luis Rafael I.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deje su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *