Última Hora

ActualidadEcuadorNoticiasPortada

Hallan especie de hormiga tejedora por primera vez en el Ecuador

Un equipo de investigadores de la Universidad San Francisco de Quito USFQ, la Università di Bologna y el Instituto Nacional de Biodiversidad (INABIO) registró por primera vez en Ecuador la hormiga tejedora Camponotus textor. Este descubrimiento amplía el rango de distribución conocido de la especie en aproximadamente 1042 km desde el punto más cercano en Panamá.

El equipo de investigadores, conformado por Ignacio J. Moreno-Buitrón, Selene Escobar-Ramírez, Isabel Becdach-Mesia y Diego F. Cisneros-Heredia (asociado al INABIO), utilizó datos de ciencia participativa del portal iNaturalist y de colecciones científicas de museos ecuatorianos para entender mejor la distribución de Camponotus textor. Sin embargo, aclaran que los datos de ciencia participativa, por sí solos, no pueden definitivamente confirmar la presencia de esta hormiga en Ecuador debido a la necesidad de datos morfométricos precisos. Aun así, los datos de ciencia participativa son una herramienta valiosa para evaluar la posible distribución de las especies.

Con este hallazgo, el número de especies de hormigas conocidas en Ecuador asciende a 826, y las especies de Camponotus a al menos 61. Las hormigas, un grupo de insectos eusociales, cuentan con más de 14,000 especies en todo el mundo. En el Neotrópico, se registran más de 4,000 especies y subespecies, y la investigación en las últimas décadas ha avanzado significativamente en la caracterización de su diversidad en la región.

Camponotus es el segundo género de hormigas más grande, después de Pheidole, con más de 1,000 especies descritas, divididas en 43 subgéneros. Este género se distribuye globalmente y en el Neotrópico cuenta con más de 450 especies. En Ecuador continental se han descrito al menos 60 especies y cinco subespecies.

Camponotus textor se ha registrado en Centroamérica (Honduras, México, Costa Rica y Panamá) y en América del Sur (este de Brasil, Bolivia y Guayana Francesa). La falta de información sobre su distribución y la posible confusión con registros más antiguos, identificados como Camponotus senex en el norte de Sudamérica, impiden determinar si esta especie es nativa de Ecuador o si fue introducida recientemente.

La situación se complica debido a los pocos registros y colecciones científicas de hormigas en las tierras bajas del Pacífico de Ecuador. La riqueza de especies y la composición de las comunidades de hormigas en el oeste de Ecuador aún son poco conocidas. Aunque los datos de ciencia participativa son cruciales para proporcionar información geográfica sobre estas especies, es esencial que los caracteres de identificación sean claramente visibles en las fotos subidas a plataformas participativas.

Este estudio subraya la importancia de combinar colecciones científicas de museos con datos de ciencia participativa para identificar especies crípticas. Aunque no es posible confirmar con certeza las observaciones de iNaturalist como C. textor, los datos participativos pueden servir como un primer paso para evaluar la distribución potencial de esta especie en nuevas áreas.

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *