MundoNoticias

Dos menores de 12 años fueron condenados por brutal asesinato con machete

Un tribunal británico emitió un veredicto histórico al declarar culpables a dos menores de 12 años por el asesinato de Shawn Seesahai, un joven de 19 años. Este caso se ha convertido en el más impactante de las últimas tres décadas en Reino Unido, marcando un precedente en la justicia juvenil del país.

El juicio, llevado a cabo en Nottingham, se prolongó durante un mes y culminó con un veredicto unánime del jurado, que confirmó la participación de ambos menores en el violento asesinato.

El trágico incidente ocurrió el 13 de noviembre en un parque de Wolverhampton, cuando Shawn Seesahai fue brutalmente atacado con un machete mientras se encontraba con un amigo.

Las pruebas presentadas durante el juicio revelaron la brutalidad del ataque: el machete penetró en la espalda de Seesahai, atravesando sus costillas, pulmón derecho y llegando al corazón, provocándole la muerte instantánea.

Testigos del ataque mencionaron que uno de los menores, conocido por llevar frecuentemente un machete, fue el primero en golpear a la víctima, quien tropezó mientras intentaba escapar.

Shawn Seesahai, originario de la isla caribeña de Anguila, había llegado a Reino Unido para recibir tratamiento médico por un problema ocular.

Su vida en el país había transcurrido apenas seis meses cuando fue asesinado. La violencia del ataque y la implicación de menores conmocionaron a la comunidad local y a la nación en general.

Durante el juicio, los menores intentaron culparse mutuamente por el asesinato. Sin embargo, las evidencias presentadas, como un machete encontrado bajo la cama de uno de ellos con rastros de lejía, y fotografías de los menores posando con armas, reforzaron su culpabilidad.

La policía de West Midlands, liderada por el inspector Damian Forrest, expresó su asombro al descubrir que los perpetradores eran tan jóvenes.

El aumento de la violencia con armas blancas en Reino Unido, especialmente entre menores, ha generado preocupación.

Según la Oficina Nacional de Estadísticas británica (ONS), los delitos con arma blanca aumentaron un 7 % en 2023 respecto al año anterior, alcanzando casi 50.000 casos y duplicándose en la última década.

Este incremento de la violencia juvenil ha llevado a debates sobre la necesidad de reforzar las políticas de justicia y prevención.

Con información de Ecuavisa.com

Deje su comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *