domingo, 25 febrero, 2024

ActualidadEcuadorNoticiasPortadaSeguridad

Cientos de familias intentan rescatar algo de lo que la lluvia destrozó en Esmeraldas

Con palas, escobas y provistos de botas, decenas de moradores de barrios afectados de Esmeraldas siguen sacando lodo y agua de sus casas.

La fuerza de seis ríos inundó extensas zonas de barrios de cuatro cantones. No hubo tiempo para sacar las cosas. El agua entró a casas y las calles se convirtieron en extensiones de ríos.

A casi 48 horas del desbordamiento de los ríos, hay lamento, tristeza en los barrios esmeraldeños. La gente tiene enseres en las calles: cocinas, lavadoras, colchones, muebles.

En estas horas han tratado de que el sol seque esos enseres para poder rescatar lo que queda.

La familia Yumipanta Amaguaña revisaba este martes lo poco que dejó el desbordamiento del río Teaone, el domingo.

Con lágrimas, Beatriz Amaguaña recuerda las horas trágicas que soportó por la fuerza del agua del río, ubicado a pocos metros de su casa. Fueron momentos de angustia al ver cómo el agua arrasaba con todo a su paso.

El mismo temor se sintió en la calle 16 de Marzo, en la Propicia 4, a dos cuadras de la familia Yumipanta.

Muebles y ropa destruida se evidencian en las aceras. La gente espera la maquinaria y volquetes para que desalojen lo que ya no sirve, manifestó Dora Álvarez.

La gente espera ayuda, atención de las autoridades ante las pérdidas.

En los barrios de las islas Luis Vargas Torres y Luis Prado anunciaron protestas en la vía principal, comentó Marianela Gamboa, presidenta del barrio 29 de Agosto.

El presidente Guillermo Lasso, en su visita a Esmeraldas el lunes reciente, anunció el bono de arrendamiento hasta $ 675 para que los afectados se reubiquen en departamentos o casas de arriendo.

Reveló que 1.467 personas fueron puestas a buen recaudo con la ayuda de Fuerzas Armadas, Policía, Bomberos, Cruz Roja, sociedad civil y Gobernación de Esmeraldas. Además, había 2.800 viviendas en las zonas de afectación.

Lasso anunció que este martes llegarán cerca de 4.000 kits de alimentos, de vestimentas y colchones, así como a través del Ministerio de Inclusión Económica y Social se otorgará el bono de desastres para las familias afectadas.

Julio Vásquez, comandante de la Subzona Esmeraldas, dijo que efectivos policiales custodiarán los convoyes y la distribución de la ayuda humanitaria.

Damnificados como Andrea Huerta, del barrio Los Mangos, sector Codesa, esperaban con ansias la ayuda humanitaria. En este sector, sus habitantes continuaban la noche del lunes con la recuperación de muebles, camas y artefactos eléctricos.

Olivero Bone, afectado con su vivienda en 50 Casas, también reclama la ayuda para su familia y vecinos.

Dijo que en la compra de escobas, herramientas y alimentos gastó $ 30 para limpiar su casa con la ayuda de otras personas, el lunes.

El caudal del río Teaone regresó a sus niveles normales y algunas personas comentaron que parecía no haberse desbordado el fin de semana.

Para esta mañana se reportaron lluvias en Muisne, Quinindé y Esmeraldas. Las playas de Las Palmas, Camarones y otras se llenaron de palizadas y basura que arrastraron los desbordamientos de ríos.

Lasso anunció también una inversión de $ 100 millones para proyectos concretos de la Prefectura.

La alcaldesa de Muisne, Yuri Colorado, espera canalizar toda la ayuda que logre remediar el fuerte impacto climático en esta zona del sur de la provincia de Esmeraldas. Además, se espera que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas (MTOP) instale el puente bailey en el tramo afectado por un socavón, en la carretera E15 sur Atacames-Muisne.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deje su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *