martes, 27 febrero, 2024

ActualidadEcuadorNoticiasPolíticaPortada

Alfredo Borrero: ‘Estábamos entrampados y rehenes de una Asamblea’

Hoy, miércoles 24 de mayo del 2023, el gobierno de Guillermo Lasso cumple dos años en funciones. Decretó la muerte cruzada y tendrá seis meses para implementar cambios. El vicepresidente, Alfredo Borrero, habló con El Comercio sobre cómo se decidió la disolución de la Asamblea, su rol en el Gabinete y qué hará antes de dejar el cargo.

¿El Presidente Lasso habló con usted sobre la posibilidad de que asuma el cargo?

Había varias formas de visualizar la situación. Una de ellas era llamar a elecciones anticipadas. Otra era ¿qué pasaría si el Presidente abandona el cargo? y también la renuncia. Se consideró que la mejor opción era la que tomó. Estábamos entrampados y rehenes de una Asamblea que no entendía las necesidades de los ecuatorianos.

Si se concretaba la destitución, ¿la situación era la misma con la Asamblea?

Sí. Los números no daban. Es decir, el número de asambleístas afines al Gobierno era reducido. El domingo anterior a la muerte cruzada se conformaron las nuevas dignidades en la Asamblea. El movimiento de la Bancada Ecuador no tuvo participación alguna. Por lo tanto, consideramos que la decisión que se tomó es la que ha traído tranquilidad y ha cerrado el frente político.

¿En qué momento se decidió la Muerte Cruzada? ¿El domingo tras las elecciones en la Asamblea o después de la defensa en el Pleno?  

El movimiento de los votos en la Asamblea era variable. Si analizamos las elecciones de autoridades en la Asamblea, uno de los asambleístas obtuvo 100 votos. El ir y venir de los votos era constante en cuanto a no tener una realidad concreta y eso permitió un análisis: primero que el Presidente se presente el martes con todo el derecho de ir y exponer. Horas después hubo reuniones y se tomó la decisión de llamar a elecciones anticipadas.

¿Hubo organizaciones políticas que se acercaron a usted ante la posibilidad de que asuma el poder?

No. Esa es una de las versiones que se han quedado sin sustento y que me ha puesto en la situación de tener que desmentirlo de manera pública. No he tenido ninguna conversación con personajes en particular. No he tenido ninguna conversación con movimientos políticos porque ellos conocían mi posición inquebrantable.

¿Cuál cree que ha sido su principal aporte en estos dos años?

La vacunación para mí es un proyecto que aglutinó a toda la sociedad ecuatoriana. Contribuyó a salvar vidas y estabilizar la economía. También los Gabinetes sectoriales de salud. Es la primera vez en la historia que nos hemos sentado alrededor de una mesa todos los sistemas y subsistemas para hablar el mismo idioma, realizar compras conjuntas y destrabar problemas como el pago a proveedores. Eso contribuyó a que el año pasado podamos inaugurar tres hospitales. Este año vamos inaugurar el Hospital de Pedernales.

El área de salud ha sido una de las más criticadas y el Presidente lo puso al frente de ella. ¿Se ha superado la falta de medicamentos, casos de corrupción en hospitales, insumos, etc? 

La historia nos hablaba de que fue un canje político la posibilidad de dominar los hospitales. Porque tienen un buen presupuesto. Por lo tanto, teníamos que romper esta mafia enquistada en las instituciones de salud.

No podemos decir que ya hemos cumplido totalmente. Existen deficiencias, malos tratos, debilidades de todo el conjunto de proveedores de servicios de salud. Pero nosotros hacemos todo lo que más podemos para que el objetivo principal sea brindar salud a los ciudadanos que más lo necesitan.

El país vio el asesinato de la directora de uno de los hospitales con mayores problemas. ¿Qué se ha hecho?

Sobre el asesinato a la gerente del Hospital Teodoro Maldonado Carbo, la Policía y fuerzas de inteligencia han dado con algunos resultados para encontrar a los involucrados. Son temas que no se puede contar de manera pública.

Pero, cuando la persona interpreta su corazón y dice yo estoy por los ciudadanos, así sea mi vida la que esté a cambio de eso… Es lo que sucedió con ella. Probablemente resintió a las grandes mafias lo que estaba llevándose a cabo con honestidad y decisión en el Hospital.

Es grave lo que menciona.  ¿Está el crimen organizado enquistado en la Salud?

En el sector salud y en el país tratan las mafias dominar. Pero hay un Gobierno con decisión. Un Presidente que ha tomado la rienda de combatir al narcotráfico y es el Gobierno que más cantidad de droga ha incautado. Eso tiene una reacción.

Los cálculos dicen que el Gobierno podría estar seis meses en el cargo hasta la posesión de nuevas autoridades. ¿Cuál será su papel en estos meses?

Visitar y trasladarnos afuera de los límites de la Vicepresidencia. Vamos a acelerar el tema de destrabar la compra de medicamentos. Tenemos hasta el momento alrededor de un 70% entre medicamentos, insumos en los hospitales, tanto del IESS como del Ministerio de Salud Pública. No es lo óptimo. Con la Secretaría de Ecuador Crece sin Desnutrición se gestiona el cuidado y presencia de plantas potabilizadoras de agua. Nosotros queremos inaugurar el hospital de Pedernales y hay tres hospitales en proceso de estudio.

El miércoles 24 de mayo se cumplen dos años de gestión ¿Qué país dejarán?

Vamos a dejar un país en acción, estabilidad económica y un buen nivel de empleo. También dejaremos un país que está construyendo una paz duradera que combate a las mafias y al crimen organizado, además de una inflación más baja que la del resto de Latinoamérica; un país caminando.

Si ese es el escenario que dejarán, ¿por qué llegó el Gobierno a este punto? 

Probablemente es esta posibilidad o esta decisión que tienen los ecuatorianos de no ponerse de acuerdo. Busquemos cosas que nos unan. En la discrepancia es importante tener unidad. Busquemos un Ecuador distinto. Proyectemos qué es lo que debemos hacer para que el Ecuador continúe. No pensemos en nuestros intereses personales.

¿Es solo un problema del otro? ¿El Gobierno no hace autocrítica?

Cuando hay un conflicto es de dos. Entonces es una autocrítica al Gobierno también. Tenemos que escuchar, abrir y buscar las formas de conciliar. Estoy convencido de que debemos dialogar muchísimo más. Probablemente ese es uno de los temas en los que falló el Gobierno.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deje su Comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *