Un Nacimiento con materiales reciclables llena de júbilo al Sitio San Vicente, de Machala Un Nacimiento con materiales reciclables llena de júbilo al Sitio San Vicente, de Machala
En el sitio San Vicente de la parroquia El Retiro (Machala) hay júbilo. No es para menos, la comunidad desde agosto se organizó para... Un Nacimiento con materiales reciclables llena de júbilo al Sitio San Vicente, de Machala

En el sitio San Vicente de la parroquia El Retiro (Machala) hay júbilo. No es para menos, la comunidad desde agosto se organizó para construir un Nacimiento del Niño Jesús con materiales reciclables, pensando siempre en el cuidado del medio ambiente: Hoy, su obra terminada refleja el esfuerzo, dedicación, pero además alimenta su espíritu navideño.

Llantas sin uso, botellas, pedazos de madera, cañas y plumafón son algunos de los materiales que se utilizaron, por ejemplo, en la elaboración de los renos y un muñeco de nieve. “Tenemos además a Papa Noel, un pozo y algunos adornos que hicimos con mucha creatividad”, expresó Cristhian Arias, morador del vecindario, quien cuenta que la comunidad trabajó en jornadas nocturnas y fines de semana para construir el Nacimiento.

“Hemos querido resaltar la unión que tenemos entre los vecinos”, añadió Arias, al tiempo que resaltaba la labor de grandes y pequeños en cada detalle. “Los vecinos en la noche, poco a poco, traían una llanta que se encontraban o pedían en las vulcanizadoras que ya no usan y aquí con el esfuerzo de todos creamos un espacio dedicado a la navidad”, subrayó.

Nelly Marín, señaló que “lo principal es Dios” y en esa línea “si él está con nosotros todo se puede en unión”. Para ella, el Nacimiento de Jesús realizado a base de materiales reciclables significa incentivar las buenas prácticas de la comunidad y además enseñar a los niños que “debemos cuidar el planeta”, agrega además que “debemos rescatar los valores, mantener la fe, la responsabilidad, para que mañana nos podamos desempeñar en cualquier papel”.

A diario decenas de personas acuden al sitio San Vicente a disfrutar del Nacimiento y de la calidez de su gente. “Con esta jornada acogemos el Nacimiento del Hijo de Dios, para que seamos personas serviciales”, dijo Marín, “debemos tomar mucha conciencia sobre la palabra amor, lejos de las cosas materiales, pensar en lo sublime, la paz, estar unidos, y que los niños sepan que Jesús está llegando al corazón de cada uno para hacernos cada día mejor”.