fbpx
Un hotel en Cuenca instaló domos para garantizar el distanciamiento físico por el Covid-19 Un hotel en Cuenca instaló domos para garantizar el distanciamiento físico por el Covid-19
El hotel Zahir de Cuenca instaló cinco novedosos domos que funcionan como bares-restaurantes para garantizar el distanciamiento físico, por el covid-19. Por esta innovación... Un hotel en Cuenca instaló domos para garantizar el distanciamiento físico por el Covid-19

El hotel Zahir de Cuenca instaló cinco novedosos domos que funcionan como bares-restaurantes para garantizar el distanciamiento físico, por el covid-19. Por esta innovación también recibió el premio World Travel Awards 2020.

Este premio es una especie de Óscar del Turismo, en la categoría Mejor Hotel de Diseño e innovación. Los domos de cristal fueron levantados en la terraza, tienen la forma hexagonal y se complementan con el diseño arquitectónico del hotel en forma de pirámide.

Son amplios y tienen capacidad hasta para 16 personas. Disponen de purificador de aire, calefactor, diferentes tipos de mobiliarios y los clientes pueden colocar su propia música. Además, cumplen con los protocolos de bioseguridad para prevenir la propagación del coronavirus.

Hasta este miércoles 11 de noviembre del 2020, Cuenca registró 8 670 casos de covid-19, de los cuales 2 730 están activos, según los datos del Ministerio de Salud Pública. En Azuay se contabilizan 10 943 y en las casas de salud bajó la demanda para hospitalización covid-19.

Zahir está ubicado en la avenida del Estado y Florencia Astudillo, en la ciudad moderna, una zona privilegiada de Cuenca. Abrió sus puertas en el 2014 y pertenece a la cadena Tryp By Wyndham. Con la pandemia permaneció dos meses y medio cerrado.

Desde los domos se observa a la urbe en un ángulo de 360 grados: la ciudad colonial y la ciudad moderna como las cúpulas de la Catedral, Turi, parte del Barranco del Tomebamba, el estadio, entre otros íconos arquitectónicos.

Para la gerente del hotel, Daniela Cando, las crisis son una oportunidad para desarrollar ideas y aportar a la reactivación segura. “Las personas se están adaptando a esta nueva forma de vida, a la flexibilidad de las medidas y están buscando comer en espacios seguros”, explicó.