fbpx
Un camión intentó evadir controles en la vía Ibarra-San Lorenzo, realizando disparos a agentes policiales Un camión intentó evadir controles en la vía Ibarra-San Lorenzo, realizando disparos a agentes policiales
Realizando disparos a los agentes de la Policía Nacional, cinco personas que se movilizaban en un camión intentaron evadir los controles en la vía... Un camión intentó evadir controles en la vía Ibarra-San Lorenzo, realizando disparos a agentes policiales

Realizando disparos a los agentes de la Policía Nacional, cinco personas que se movilizaban en un camión intentaron evadir los controles en la vía Ibarra-San Lorenzo, que conecta a las provincias de Imbabura y Esmeraldas, situadas en el norte del Ecuador.

El incidente ocurrió la tarde de ayer, 15 de octubre del 2020. Tras una persecución del vehículo que viajaba con rumbo a Ibarra, el automotor fue detenido. En la acción participaron miembros de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional. Según un informe de la Brigada de Infantería 31 Andes, el camión marcha Hino GH fue detenido en el sector de la Y de Guadual, perteneciente al cantón Ibarra, por personal militar del Grupo de Caballería Mecanizada 36 Yaguachi, que custodia el sector.

En el cajón del camión, los uniformados descubrieron aproximadamente 300 bultos de material aurífero, presuntamente proveniente de actividad minera ilegal que se estaría realizando en la parroquia La Merced de Buenos Aires, perteneciente al cantón imbabureño de Urcuquí. En el mismo vehículo además se incautaron dos dragas y una pistola artesanal.

Luego de la acción de la fuerza pública, que neutralizó el intento de evasión, las cinco personas que viajaban a bordo del camión fueron retenidas y entregadas a la Policía. Desde el 2 de julio del 2019, luego de un operativo que desalojó a 6 265 personas dedicadas a la minería informal en Buenos Aires, el control de la parroquia quedó en manos de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

Sin embargo, ha existido casos de personas que han buscado sacar el material pétreo, especialmente en la noche y madrugada, para su procesamiento y extracción de oro. Un caso anterior ocurrió el 9 de octubre pasado.

Esa vez, una patrulla del Ejército encontró 300 sacos con material aurífero, escondidos en una casa abandonada, listos para su traslado. Los envases estaban apilados al interior de un inmueble, situado en el sector conocido como la Ciudad de Plástico, en Santa Cecilia, cerca a la mina de El Olivo. Esa vez no hubo personas detenidas.