fbpx
Una nueva invasión al noreste de Machala fue frustrada gracias a la acción dispuesta desde la Gobernación de El Oro para que la Intendencia...

Una nueva invasión al noreste de Machala fue frustrada gracias a la acción dispuesta desde la Gobernación de El Oro para que la Intendencia y la Comisaría Nacional intervinieran frente a dicha acción ilegal.

Al respecto, el intendente (S) Marcelo Orellana refirió que el gobernador (E) Mario Quintana, recibió informes sobre rumores de una invasión de predios privados, a medio kilómetro de donde ya hubo un intento de ocupación, detrás de la zona conocida como Las Kathyas.

“El gobernador coordinó el accionar y junto con el comisario nacional, Ricardo Triviño, y el respaldo de la Policía Nacional, acudimos al sitio para constatar la veracidad de los rumores”, comentó el intendente.

Señaló que al llegar, encontró a unas 60 personas que faenaban en el área; unos con machete en mano desbrozaban; otros con rastrillos amontonaban la maleza y unos más, quemaban lo recogido.

Orellana indicó que se acercó hacia un grupo y pidió dialogar con el responsable de esa actividad. “Les explique que estaban cometiendo un error al creer a quien les haya convencido de apropiarse de terrenos que tienen dueño. Conversamos unos 30 minutos, comentándoles lo que dice la Ley sobre el tema”, manifestó el intendente.

Agregó que en los artículos 201 y 245 del Código Orgánico Integral Penal (COIP) se establece que la persona que para provecho propio o de terceros, promueva u organice la ocupación o asentamiento ilegal en terrenos ajenos, será sancionada con pena privativa de libertad de cinco a siete años.

“Les recomendamos que no se dejaran estafar por aquellos que les prometen que gestionarán la legalización de terrenos y que se trata de traficantes de tierras. Al final, los ciudadanos decidieron dejar de hacer lo que hacían y abandonaron los predios”, resaltó la autoridad cantonal.