fbpx
«No queremos que -el semáforo amarillo- dure dos o tres semanas» advierte alcalde de Machala «No queremos que -el semáforo amarillo- dure dos o tres semanas» advierte alcalde de Machala
La ciudad de Machala cambia de semáforo rojo a amarillo a partir de este martes 26 de mayo, esta fue la resolución del COE... «No queremos que -el semáforo amarillo- dure dos o tres semanas» advierte alcalde de Machala

La ciudad de Machala cambia de semáforo rojo a amarillo a partir de este martes 26 de mayo, esta fue la resolución del COE cantonal del pasado viernes; el alcalde Darío Macas soporta la decisión en base a las estadísticas que han determinado una disminución del 40% en las defunciones por el coronavirus.

«Tenemos una reducción de contagios, pero nos informaron que aumentaron las camas en el Hospital Teófilo Dávila y en el Hospital del IESS, con la implementación de un centro de tratamiento del Covid-19 en el Coliseo 3000 con 50 camas, medicina, oxígeno y atención médica que, constituyen una respuesta positiva ante posibles aumento de contagios debido al cambio de semáforo.

Macas señaló que con el semáforo amarillo, el toque de queda ahora es de 21:00 a 05:00, se permite la apertura la mayoría de las actividades comerciales, a excepción de gimnasios, discotecas, barras bar, centros turísticos, cines, bares, billares, sala de recepciones, sala de videojuegos, karaokes, canchas deportivas y centros de tolerancia.

El alcalde de la capital orense señala que «Machala está preparada luego de 70 días que no hemos podido operar, confiamos en nuestra gente de cuidar la salud. No queremos que el amarillo dure tres o cuatro semanas”, agregó dependerá de la responsabilidad de las personas de cuidar su salud y de toda la población.

Destacó que los comercios autorizados a trabajar desde este martes, deben contar con sus planes de contingencia que contempla protocolos de bioseguridad como es el uso de mascarilla, distanciamiento social de 1.5 a 2.00 metros; utilización de alcohol o gel antibacterial.

Movilidad Machala EP a través de los agentes civiles de tránsito, efectuará operativos para que los conductores cumplan con el nuevo cronograma de restricción vehicular y en el servicio de transporte urbano para que se respete el distanciamiento y la capacidad de las unidades.

Asimismo, las Fuerzas Armadas y Policía Nacional, también colaborarán para que los ciudadanos y establecimientos comerciales cumplan las normas de bioseguridad establecidas; caso contrario, se procederá con su clausura.