fbpx
Lenín Moreno tiene la misión de fortalecer el comercio con EE.UU. Lenín Moreno tiene la misión de fortalecer el comercio con EE.UU.
En los últimos dos años se han fortalecido las relaciones políticas y de cooperación entre Estados Unidos y Ecuador. Incluso, se han concretado varias... Lenín Moreno tiene la misión de fortalecer el comercio con EE.UU.

En los últimos dos años se han fortalecido las relaciones políticas y de cooperación entre Estados Unidos y Ecuador. Incluso, se han concretado varias visitas de funcionarios de ambos países. Una de las más emblemáticas fue la del vicepresidente de ese país, Mike Pence, a territorio ecuatoriano.

En este contexto, la reunión de este miércoles, 12 de febrero de 2020 entre los presidentes Lenín Moreno y Donald Trump representa un nuevo hito en la profundización de esas relaciones, y al mismo tiempo, un reto difícil en la consecución de varios compromisos en los temas de comercio e inversiones.

Iván Ortiz, director del centro de negocios de la Cámara de Comercio Ecuatoriano Americana (Amcham), explicó que, a mediano plazo, la meta deber ser la suscripción de un acuerdo comercial como el que tienen, desde hace varios años, nuestros vecinos de Colombia y Perú.

“Eso depende fundamentalmente de la voluntad política de ambos lados. Es necesario estrechar los lazos comerciales. Ya existe un estrechamiento de los lazos políticos y de cooperación. Hay muchas iniciativas en el campo de la seguridad y el combate al narcotráfico, o en la cultura y la educación. Por eso, ahora el énfasis debería ser el tema comercial y de inversiones”, dijo.

La meta de un tratado comercial, según Ortiz, es viable, si se sientan bases sólidas, en un plazo de dos a tres años a partir del encuentro de los primeros mandatarios.

En el corto plazo, el acercamiento de Moreno y Trump debe dar dos resultados coyunturales que son muy importantes. En primer lugar, la comitiva nacional tiene que logar el compromiso de que se renovará la participación del país en el Sistema Generalizado de Preferencias (SGP), que vence el 31 de diciembre de 2020. El otro objetivo es la incorporación de tres productos de exportación en este esquema: brócoli, flores y atún en ‘pouch’. Actualmente, esos productos están excluidos y tienen que pagar altos aranceles.

Otro punto vital de la negociación de hoy es conseguir que Ecuador forme parte de la iniciativa ‘América Crece’, mediante la cual se canalizan inversiones norteamericanas para todo tipo de proyectos productivos. Ahora, la cooperación que ha retornado al país, sobre todo en el último año, se enfoca en el financiamiento de inversiones en temas específicos, como la infraestructura energética, educación o microemprendimiento.

“La iniciativa ya funciona en Perú y Chile, y se acaba de proponer en Colombia. Estamos en el momento justo para incluirnos”, acotó Ortiz.

Ventas crecen a menor ritmo

Según diario La Hora, las exportaciones de nuestros principales productos en el mercado norteamericano pasaron, en los últimos ocho años, de crecer más de un 8% a solo un 2% anual. Gran parte del problema: Ecuador es, en promedio, 10% menos competitivo solamente por no tener un acuerdo comercial, debido a los altos aranceles de las exportaciones no tradicionales.

Además, nuestra oferta no ha variado en más de una década, con la excepción casos puntuales como la uvilla y la naranjilla.

Exportaciones
Las principales de 2019

° Petróleo $3.568,83 millones
° Crustáceos, vivos, frescos, congelados, secos $476,67 millones
° Bananas o plátanos, frescos o secos. $419,39 millones
° Flores y capullos, cortados para ramos o adornos $373,12 millones
° Oro en bruto, semilabrado o en polvo $142,69 millones