Isla Santa Clara, entre el paraíso y la perversa acción del hombre Isla Santa Clara, entre el paraíso y la perversa acción del hombre
Ubicada en el golfo de Guayaquil a unos 43 kilómetros al oeste de Puerto Bolívar y a unos 25 kilómetros al suroeste de la... Isla Santa Clara, entre el paraíso y la perversa acción del hombre

Ubicada en el golfo de Guayaquil a unos 43 kilómetros al oeste de Puerto Bolívar y a unos 25 kilómetros al suroeste de la isla Puná, está Santa Clara, una isla de la que no cabe duda es un paraíso. Sin embargo, la perversa acción del hombre pone en peligro la vida de muchas especies que habitan en ella, es una reserva protegida, aún así al fondo del mar se esconde la escena tétrica de quienes arrojan todo tipo de desechos.

Anclas oxidadas, plástico, válvulas de gas, latas, cuerdas, parrillas, detalla Manuel Tinedo, coordinador de la Unidad de Patrimonio Cultural del Ministerio del Ambiente (El Oro). Él junto a otros 11 buzos participaron ayer miércoles, 10 de julio de 2019 en la limpieza de fondo marino en la Isla Santa Clara con el objetivo de conservar el ecosistema; acompañados de bomberos de Arenillas, Subsecretaría de Gestión Marino Costera, Armada y Policía realizaron una expedición ecológica apuntando a crear conciencia.

“Buscamos conservar este ecosistema ya que se ha visto de cierta forma afectado por embarcaciones que hacen tránsito arrojando sus redes”, detalló Tinedo, luego de realizar una sumersión mientras se apreciaba a corta distancia a una centena de lobos marinos.

La isla Santa Clara es el mayor refugio de aves marinas de la costa continental ecuatoriana, entre ellas, fragatas, piqueros patas azules y pelicanos que encuentran sitios para comer, descansar, cortejar, y anidar. La única vía de acceso es la marítima, partiendo desde Puerto Bolívar en una travesía que dura dos horas; esta pequeña isla presenta acantilados que se asienta sobre la zona de transición entre las aguas marinas y fluviales del golfo.

Darwin González, director de Ambiente de El Oro, refirió que es importante crear conciencia en la población evitando arrojar basura al mar donde habitan muchas especies marinas. Por ello, sostuvo que en la jornada de limpieza se identificaron puntos estratégicos para el cometido. “Vamos a contabilizar lo extraído; hemos coordinado con el Municipio de Machala para trasladar posteriormente los desechos hasta el relleno sanitario”, señaló.

La Isla Santa Clara fue considerada un sitio sagrado por los pobladores aborígenes de la Isla Puná, en el que rendían ofrendas a sus ídolos o realizaban ceremonias mortuorias. La isla, también conocida como Isla de los Muertos, porque desde una vista de lejos se puede apreciar una figura semejante a la de un hombre anclado, como «muerto»; fue declarada como refugio de vida silvestre, por el acuerdo ministerial el 3 de junio de 1999.