Evacuan las Bahamas por el paso del huracán Dorian Evacuan las Bahamas por el paso del huracán Dorian
Las autoridades en Bahamas instaron este sábado a cientos de personas a evacuar sus hogares en cayos bajos en el noroeste de las islas... Evacuan las Bahamas por el paso del huracán Dorian

Las autoridades en Bahamas instaron este sábado a cientos de personas a evacuar sus hogares en cayos bajos en el noroeste de las islas y abrieron refugios mientras el huracán Dorian se dirige hacia el archipiélago como una amenazante tormenta de categoría 4.

Se espera que la tormenta se acerque el sábado y luego se mueva sobre o cerca del área el domingo, en una ruta que probablemente la llevará a la costa este de Florida.

El Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos describió la tormenta como «extremadamente peligrosa».

«Podría tener resultados desastrosos para la isla de Gran Bahama», dijo Kwasi Thompson, ministro de Estado de esta nación isleña.

Los refugios que se están instalando en iglesias y escuelas comenzaron a abrir alrededor de las 8 de la mañana del sábado, dijeron las autoridades.

La madrugada del sábado, el vórtice de Dorian estaba a 450 kilómetros al este del noroeste de Bahamas y a unos 880 kilómetros al este de West Palm Beach, Florida. Tenía vientos máximos sostenidos de 230 kilómetros por hora y se movía hacia el oeste a 19 km/h.

Las escuelas y las oficinas gubernamentales permanecían cerradas en las Bahamas. Las autoridades dijeron que entre 2.000 y 3.000 personas que viven en pequeños cayos en las Islas Abaco deben evacuar y advirtieron que aquellos que no lo hicieron estaban poniendo en riesgo sus vidas y a los equipos de rescate.

«No podemos enfatizar lo suficiente que necesitan salir», dijo Maxine Duncombe, administradora de la isla Abaco.

El viceprimer ministro Peter Turnquest instó a todos a permanecer en el interior una vez que la tormenta comenzó a acercarse. «Este no es el momento para los reporteros de WhatsApp», dijo.

Largas filas serpentearon desde algunas estaciones de servicio y supermercados en Gran Bahama el viernes cuando la gente se abastecía de agua y comida enlatada, dejando estantes vacíos en algunos locales.