Ecuador y otros países de la OEA piden nuevas elecciones lo antes posible en Bolivia Ecuador y otros países de la OEA piden nuevas elecciones lo antes posible en Bolivia
La presidenta interina de Bolivia, la derechista Jeanine Añez, se estrena este miércoles en sus funciones luego de tomar las riendas del país en... Ecuador y otros países de la OEA piden nuevas elecciones lo antes posible en Bolivia

La presidenta interina de Bolivia, la derechista Jeanine Añez, se estrena este miércoles en sus funciones luego de tomar las riendas del país en una controvertida sesión legislativa para llenar el vacío de poder que dejó la renuncia de Evo Morales, asilado en México.

Añez, segunda vicepresidenta del Senado, se proclamó presidenta interina la víspera ante la renuncia también del vicepresidente del gobierno y de otros altos funcionarios que la antecedían en la línea sucesoria. Poco después, su posesión fue avalada por el Tribunal Constitucional de Bolivia.

En un discurso tras proclamarse, esta abogada de 52 años recordó su intención de convocar nuevas elecciones «lo más pronto posible», luego de que los controversiales comicios del pasado 20 de octubre -en los que Morales buscaba un cuarto periodo- desencadenaran una violenta crisis, que llevó a la renuncia el domingo del primer presidente indígena boliviano.

Este miércoles, se espera que Añez designe a los miembros de su gabinete. En tanto, el llamado a nuevas elecciones debe darse en un plazo no mayor a 90 días. Al asumir, prometió acelerar los tiempos de manera que Bolivia cuente con nuevo gobierno el 22 de enero de 2020.

La presidenta interina busca dar vuelta la página de la era de Morales, quien llegó el martes asilado a México tras fracasar en su intento de mantenerse en la presidencia mediante elecciones consideradas irregulares por la oposición y observadores de la OEA.

La mayoría de los 35 países de la OEA pidieron el martes la realización lo antes posible de nuevas elecciones en Bolivia, sacudida por la renuncia del presidente Evo Morales luego de tres semanas de violentas protestas por cuestionados comicios.

En dos declaraciones diferentes, una veintena de naciones que integran la Organización de los Estados Americanos (OEA) urgieron al fin de la violencia y al respeto por el orden constitucional para superar la crisis en Bolivia, en la primera reunión del bloque regional tras la dimisión de Morales el domingo y su posterior asilo en México.

Pero ninguno de los dos textos, presentados durante una reunión extraordinaria del Consejo Permanente de la OEA en Washington, fue sometido a votación como una resolución del organismo.

Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Honduras, Panamá, Paraguay, Perú y Venezuela (representada por un delegado de líder opositor, Juan Guaidó), instaron a que la definición de la Presidencia provisional en Bolivia se efectúe «urgentemente» según lo estipula la Constitución.

Y pidieron a que «se dé inicio al proceso de convocatoria a elecciones lo más pronto posible, con garantías expresas de que el proceso electoral sea desarrollado con justicia, libertad, transparencia y respeto a la voluntad soberana del pueblo boliviano».

República Dominicana expresó luego su apoyo a esta declaración.

Diez países del Caribe (Bahamas, Barbados, Belice, Dominica, Granada, Jamaica, San Cristóbal y Nieves, Santa Lucia, Suriname, y Trinidad y Tobago), a los que también se sumó Guyana, suscribieron por su parte un llamado similar, instando a celebrar elecciones «sin demora» en Bolivia.