Ecuador espera notificación oficial del arresto de Pablo Romero, ex secretario de Inteligencia Ecuador espera notificación oficial del arresto de Pablo Romero, ex secretario de Inteligencia
Ecuador está a la espera de la notificación oficial de arresto del ex secretario nacional de Inteligencia, Pablo Romero Quezada, detenido el martes por... Ecuador espera notificación oficial del arresto de Pablo Romero, ex secretario de Inteligencia

Ecuador está a la espera de la notificación oficial de arresto del ex secretario nacional de Inteligencia, Pablo Romero Quezada, detenido el martes por la Policía española con fines de extradición.

«Hay que esperar a las notificaciones oficiales para esperar los trámites como corresponden», dijo la ministra de Gobierno, María Paula Romo, al confirmar su detención en España.

En declaraciones a la prensa, Romo explicó que «corresponde que Interpol se comunique» porque es un asunto «entre Policías», proceso al cual deberá seguir las «certificaciones entre Cancillerías y la Corte Nacional de Justicia es la que hace el pedido» de extradición.

La Policía española detuvo el martes a Romero Quezada, exsecretario nacional de Inteligencia de Ecuador en el Gobierno de Rafael Correa, por orden de la Audiencia Nacional española e ingresó en prisión hasta que sea extraditado.

El arresto se produjo veinte meses después de que la Justicia española lo dejara en libertad tras su primera detención en España por su presunta implicación en el intento de secuestro del exdiputado opositor a Correa Fernando Balda.

Una vez que las autoridades ecuatorianas solicitaron la entrega del antiguo jefe de los servicios de Inteligencia, la Audiencia Nacional accedió a la extradición.

La jueza ecuatoriana Daniella Camacho considera que Romero es responsable del operativo por el que agentes secretos ecuatorianos, bajo sus órdenes, supuestamente intentaron secuestrar al opositor Balda en agosto de 2012 en Colombia.

Balda estuvo retenido durante unos noventa minutos, porque la Policía colombiana frustró el secuestro a raíz de la llamada de un taxista.

Por esta causa han sido condenados dos agentes secretos ecuatorianos a un año y nueve meses de prisión, dado que ambos colaboraron con la Justicia y señalaron al expresidente Correa y a Romero Quezada como los responsables de ordenar el secuestro.

Romero Quezada solicitó asilo político en España, sin que hasta el momento se le haya notificado la respuesta, indicaron a Efe fuentes de su entorno, que dan por hecha la denegación de esa protección.