fbpx
Bebé recién nacida fue abandonada en una funda plástica, en Quito Bebé recién nacida fue abandonada en una funda plástica, en Quito
Una bebé que tenía pocas horas de nacida fue rescatada el martes 22 de septiembre del 2020 por agentes de la Dirección Nacional de... Bebé recién nacida fue abandonada en una funda plástica, en Quito

Una bebé que tenía pocas horas de nacida fue rescatada el martes 22 de septiembre del 2020 por agentes de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños, Niñas y Adolescentes (Dinapen). La niña se encontraba dentro de una funda plástica que fue arrojada en el sector de La Pampa, en el noroccidente de Quito. Los uniformados de la Policía Nacional informaron que la recién nacida estaba envuelta en cobijas.

El hallazgo evitó que la infante fallezca asfixiada por el plástico. En imágenes difundidas por la Policía se observa que la bebé fue sometida a una revisión médica, para descartar afectaciones.

La entidad dijo que la niña se encontraba estable de salud. Luego del análisis, los uniformados llevaron a la recién nacida a una casa hogar, en donde fue acogida para su cuidado. La Policía dijo que buscará a los padres o familiares de la menor. En el Ecuador, el abandono de personas es un delito que está tipificado en el artículo 153 del Código Orgánico Integral Penal (COIP).

La Ley establece que «la persona que abandone a personas adultas mayores, niñas, niños y adolescentes, mujeres embarazadas, personas con discapacidad o a quienes adolezcan de enfermedades catastróficas, de alta complejidad, raras o huérfanas, colocándolas en situación de desamparo y ponga en peligro real su vida o integridad física, será sancionada con pena privativa de libertad de uno a tres años».

La normativa también señala la pena por los daños que podrían sufrir las víctimas por el abandono. «Las lesiones producto del abandono de persona, se sancionarán con las mismas penas previstas para el delito de lesiones, aumentadas en un tercio. Si se produce la muerte, la pena privativa de libertad será de dieciséis a diecinueve años», establece el COIP.